Los carbohidratos (glucosa) son la fuente de energía del cuerpo, es decir, son el combustible con el que a diario respiramos, caminamos, pensamos y nos mantenemos vivos. La fluctuación del peso obedece al balance de energía: lo que gastamos vs. lo que comemos (y no sólo comemos carbohidratos!).

whatsapp-image-2016-09-16-at-5-50-30-am

Planes de pérdida de peso bajos en carbohidratos, representan un bajo aporte de energía, por lo que el cuerpo en primera instancia recurre a sus reserva energética que está en hígado y músculo en forma de Glucogéno, y el resultado es una disminución de peso al agotar la reserva, y con ello una pérdida de agua; si el bajo aporte de energía se mantiene, la fuente de energía será el músculo, y seguiremos viendo resultados en el peso! El gran dilema es cuando se hace insostenible seguir llevando una alimentación baja en carbohidratos: comemos un poco más de carbohidratos y el peso así mismo aumenta, porque el cuerpo necesitas re-abastecer sus reservas. Y posteriormente volver a perder peso se hace más difícil porque tenemos menos masa muscular y el gasto energético es menor, así que debemos esforzarnos más en el ejercicio y la actividad física diaria para alcanzar el peso deseado.

La invitación es a mantener el equilibrio en la alimentación y consultar con profesionales en Nutrición y Dietética para determinar el requerimiento de cada uno de acuerdo a sus objetivos, y poder tener un peso sano sin pasar hambre.

Redacción Daniela Sarmiento, Nutricionista Dietista Live Life Nutrition for The Soul.

Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación publicado en esta pagina web puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Live Life - Nutrition for the Soul.
Copyright © 2010 - 2016 Live Life Nutrition for The Soul.
Todos los derechos reservados
Categorías: Bienestar, Nutricion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *