Nunca he sido una persona de muchos amigos, ni muy buena para trabajar en equipo, siempre me ha gustado hacer las cosas por mi misma, a mi manera, tener todo bajo control y cargarme de responsabilidades porque siento que así puedo responder mejor a los demás. Así fui también con el ejercicio, no me gustaba ir al gimnasio porque me acomplejaba mi cuerpo, me sentía insignificante al lado de las esculturales mujeres al lado mío.

Salí del país a trabajar, emocionada por tener tiempo para mi misma. Vivir sola era una idea que me encantaba, era la materialización de un sueño, pero luego de 9 meses empezó a ser lo que necesitaba para darme cuenta de lo mucho que necesitaba compañía. Conforme pasaban los días, estos se hacían mas largos y más extrañaba mi casa y mi familia. Con la soledad llego la depresión, acompañada de pésimos hábitos alimenticios, la ansiedad me hacia llenar de comida pero nunca estaba satisfecha, no lograba llenar el vacío que sentía, con la comida vino el sobre peso, el cigarrillo, la falta de amor por mi.

Un día, una luz se encendió dentro de mi, volví a mi casa y de alguna parte en mi interior salió la fuerza para empezar a hacer cambios. Una mañana de agosto precisamente me levante con la firme convicción que necesitaba hacer por mi lo que nunca había hecho, y era empezar a amarme, empezaría por mi cuerpo. Tuve en mi mente todo el tiempo la imagen de mi frente al espejo, esa imagen que llegue a odiar.

IMG_4767 copia

Empecé a hacer ejercicio, escogí “Insanity” porque prometía resultados rápidos, encerrada en mi cuarto para evitar que me viera mi familia. No fue fácil, los días siguientes me dolía hasta el pelo, y no fue fácil porque algunos solo decían “vamos a ver cuanto le va a durar” o “hoy también vas a hacer ejercicio?, déjalo ya! Así estas bien” o sentarme a verlos comer litros de helado y pizzas mientras yo me comía una ensalada o una fruta. Pero continué, a pesar de haber días en que quería parar, no se de donde saque las fuerzas y seguí mi camino hasta donde estoy hoy, lo logre, sola, por mi cuenta.

Dos años después y con 10 kilos menos me encontré con una maravillosa oportunidad, después de dos años de hacer las mismas rutinas me cansé y decidí salir. Encontré en el equipo HIT IT y en el running la mejor forma de salir de mis 4 paredes, una nueva conexión, con el aire, con el sol, con gente! Me di cuenta que había personas como yo, que no estaba sola en el mundo, que había más con objetivos parecidos, que amaban el deporte tanto como yo, que pasaban por las mismas dificultades, que madrugaban, y que luchaban como yo por superarse todos los días.

Con cada kilómetro me encontraba conmigo misma, y adivinen que? Me empecé a gustar! Por primera vez en 2 años supe que era fuerte, y que esa fuerza que tenía escondida detrás de mis excusas, de mi negativismo, y del látigo que tenía para darme cada vez que algo no me salía bien, fue la que me llevo a dar el primer paso y a empezar, a pasar de nunca haber corrido a correr 21 kilómetros sin parar! Y así, de repente en mi vida todo fluyó y hasta quienes en un momento intentaron detenerme, hoy siguen mi ejemplo.

IMG_4590

Un día tuve el honor de dar una clase a mi equipo, a mi familia HIT IT. Esa noche sudamos, gozamos, sentí que cumplí un sueño, y fue una experiencia que nunca olvidare, todos estos tres meses de entrenamiento se resumieron en 1 noche. Hoy estoy agradecida con la vida por permitirme conocer a cada uno de los integrantes del equipo HIT IT. El entrenar en equipo me cambio no solo física sino espiritualmente, aprendí que cuando haces las cosas en equipo, cuando eres capaz de liberar el peso de las responsabilidades que tienes encima y que muchas veces no son tuyas, te liberas, pero sobre todo, cuando te apoyas en alguien, TODO es mucho más fácil, llevadero, positivo, y te haces FELIZ!, No solo con el ejercicio, en el trabajo, con la familia, en la vida misma, en el amor..

Todos tenemos dificultades y luchas internas, compartir tus dificultades no sólo ayuda a los demás porque se pueden identificar contigo, sino también te ayuda a ti. Todos tenemos que empezar a hacer cambios positivos en nuestras vidas, no dejes que nada ni nadie haga sentir que tu historia, los motivos que te llevaron a empezar o tus cambios si es que ya empezaste no son lo suficiente o no son inspiradores solo porque son pequeños, o iguales a los de alguien más, porque honestamente nunca sabes si estas inspirando a alguien mas solo por ser tu, por compartir y ser abierto con otros, vamos! Empieza el camino! No importa que sea sólo, inspira a alguien más y no tengas miedo de compartirlo!!

Ana Camila Vanegas

11811383_1468509016777380_2863794404475178293_n

Copyright © Live Life Nutrition for The Soul, 2015. Todos los derechos reservados. Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Live Life Nutrition for the Soul.

Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación publicado en esta pagina web puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Live Life - Nutrition for the Soul.
Copyright © 2010 - 2016 Live Life Nutrition for The Soul.
Todos los derechos reservados
Categorías: Bienestar, Testimonios

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *