Nunca había encontrado la manera de tener buenos hábitos alimenticios, durante mucho tiempo y de manera errónea pensé que la única forma de bajar de peso y de buscar balancear un poco más mi alimentación era dejando de comer o tomando pastillas para la ansiedad o haciendo dietas que al final lo único que hacían era lograr bajar un numero en una báscula, pero nada más, porque a pesar de todos los intentos por seguir una dieta “balanceada” al final no lograba sentirme bien; aguantaba hambre, dejaba de comer cosas que me gustaban y me alegraban muchas veces los días, me sentía mal cada que cometía un “pecadito” y al final terminaba igual o con mayor peso sin entender por qué.

IMG_2318

Un día buscando animarme con un tema tan difícil como el de la alimentación en mi vida, y peor aún, el deporte, encontré un grupo de personas muy comprometidas con el tema y decidí unirme; asombrosamente empecé a estar muy animada, como nunca lo había estado con el ejercicio y comencé a notar cambios importantes. Sin embargo, a pesar de lo bien que me sentía algo dentro de mi aun no funcionaba del todo bien, no estaba comiendo desmesuradamente ni estaba comiendo mal, o eso creía yo, pero a pesar del deporte no estaba bajando de peso y seguía sintiéndome mal con respecto al tema. Un día por fin, decidí dejar las excusas y acompañada de María Paula (la entrenadora del grupo, pero también la mejor nutricionista), encontré un camino diferente para finalmente lograr cambiar hábitos en mi vida.

Comencé mi proceso de diagnóstico y entendí que la mala alimentación no solo interfiere en tu cuerpo y en el peso sino también en el genio, en el cansancio, en la pesadez, en el sueño y en miles aspectos más de la vida que terminan afectando tus días sin nisiquiera darte cuenta. Después de todo ese proceso tortuoso, de asimilar lo mal que estaba mi BIENESTAR, comencé, acompañada de Live Life Nutritrion, el mejor programa para cambiar hábitos y mejorar mi calidad de vida.

Por fin encontré un plan alimenticio que no solo mostrara buenos resultados en la báscula, sino que además me permitiera comer todo lo que me gusta, hasta Sparkies!!!, un programa que me ayudará a asimilar tan bien los consejos de alimentación hasta volveros hábitos en mi vida. Entendí que para bajar de peso no era necesario controlar la ansiedad con nada, ni comer como un pajarito, simplemente querer, tener perseverancia, saber manejar las cantidades y comer todo el día jajaja. Mi gran problema era que siempre tuve un concepto diferente de comer bien y creía que lo único que necesitaba era bajar de peso, pero después de Live Life Nutrition supe que gracias a la buena alimentación puedo mantener mi cuerpo activo, no sentirme tan cansada todo el tiempo, dormir como un bebé y estar “desinflada”. El peso al final termina siendo lo de menos, el gran cambio en mi vida fue entender que la buena alimentación no es un castigo ni lo debe ser nunca, sino más bien una decisión que acompañada de buenos consejos y seguimiento se podrá convertir en la mejor decisión de tu vida.

FullSizeRender

Solo tengo agradecimiento por María Paula y como digo yo con su “cuento” del BIENESTAR, me cambiaron la vida, me hicieron botar a la basura tantos mitos que existen sobre la buena alimentación y la pérdida de peso. La mente lo puede todo, las ganas de cambio y el sentimiento de bienestar que comencé a sentir después de tan solo una semana, hicieron que por fin me gustará comer bien, balanceado, comiendo de todo!!! Y disfrutando lo mejor de la vida.

Paulina Ocampo

Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación publicado en esta pagina web puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Live Life - Nutrition for the Soul.
Copyright © 2010 - 2016 Live Life Nutrition for The Soul.
Todos los derechos reservados
Categorías: Bienestar, Testimonios

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *