Si bien es cierto, la Dra. Daniela hace parte del Equipo Live Life, pero antes de unirse a nuestro equipo como profesional, ella vivió la experiencia del equipo running HITIT.fit. Hace 2 años Daniela y yo nos conocíamos como colegas y luego nos hicimos amigas en el equipo HITIT, en ese momento no sabíamos que terminaríamos compartiendo las mismas pasiones en nuestra profesión. Antes de unirse a Live Life como nutricionista redacto este increíble texto que yo, como su entrenadora guardé con mucho orgullo.

Hoy, en vísperas de un nuevo equipo, con nuevas metas y nuevas almas por conocer, considero pertinente compartir con todos ustedes sus valiosas palabras, por que nunca sabrás lo que el ejercicio hace por ti si no te regalas tu espacio. Por que TODOS somos fuente de inspiración para alguien y esta vez, mi colega y gran amiga Dani, rompe todos sus límites para demostrarse a si misma lo grande que es, y en este caso 2 años consecutivos! Que gran ejemplo eres, que este año vueles más alto!

¿Por qué corro?

Sólo sé que la vida me fue indicando el camino, recorrerlo y estar dispuesta a descubrirlo en el día a día es la elección más sabía que he podido hacer.

11029905_1468508490110766_221308984278013036_n

Primero debo contarles que el ejercicio y yo no habíamos sido compatibles hasta que llegué a la universidad. Pero y ¿por qué?… Crecí en tierra caliente y los horarios para la clase de educación física no siempre fueron los mejores, sumado a esto las cosas impuestas jamás han ido conmigo y mucho menos las actividades y deportes de contacto y esto fue lo que hasta entonces había conocido. Al llegar a la universidad tuve la oportunidad de hacer uso del excelente gimnasio de la Javeriana, y encontré clases grupales y rutinas que me gustaban, pero esto estaba sujeto a los cupos y horarios de las clases, mis actividades como estudiante y el poco tiempo que tenía libre. Si bien era cierto que me gustaba ir al gimnasio, no lo disfrutaba al 100%, estar en un mismo espacio sudando con mucha gente no era tan agradable.

Lo que vino después acabó con todo lo que había construido con sacrificio… Empecé a trabajar y los horarios y las distancias eran el pan de cada día, terminé viviendo para trabajar. Fueron seis meses de una vida sedentaria y desgastante, y mi actividad física diaria se limitaba a lo que mi trabajo me dejaba hacer: subir y bajar escaleras un par de veces al día.  De repente nuevas oportunidades: un nuevo trabajo! Y fue ahí cuando supe que sí o sí debía acompañarse de un cambio de hábitos, un retomar de mi vida, retomar el tiempo para mí.

Y como todo en la vida es de elecciones y decisiones la mía empezó aquí… Encuentro la convocatoria de Live Life para la MMB 2014, y por supuesto todo el negativismo se apodera de mí: seis semanas de entrenamiento? Carreras? Entrenar con desconocidos?… Pero lo realmente importante es que era una decisión tomada, retomaría la actividad física!

No sé cuánto tiempo pasó desde la publicación de la convocatoria, pero si fue mucho el tiempo que me tomé para postularme, y saben algo, esa fue la mejor decisión que he tomado en cuanto a la práctica de una disciplina deportiva.  Literalmente aprendí a correr en Live Life, al lado de personas que al igual que yo, no tenían ni idea de lo que era una carrera, y por su puesto al lado de otras que tenían muchas carreras y cientos de kilómetros recorridos.

Lo que en un momento me había parecido un montón de tiempo se había pasado a mil y aún no estaba segura de hacer mis primeros 10K en la MMB 2014, pero antes de la fecha tuve la oportunidad y logré esa distancia y lo mejor estaba enterita, estaba lista para enfrentarme a mi primer carrera. El día de la carrera sentí angustia y miedo, la hora, el clima y la cantidad de personas, eran temas que rondaban en mi cabeza… y en un abrir y cerrar de ojos estaba recorriendo cada kilómetro, con un sol inclemente y ríos de gente que en la vida había visto, simplemente era una persona más dentro de la multitud. Recuerdo haber sufrido la mitad de la carrera y cuestionarme constantemente ¿por qué estaba allí? ¿En qué momento lo había decidido?… en fin todo lo que la mente hace para disipar la meta. También habían momentos en que todo volvía a estar en orden y pensaba en que cada kilómetro recorrido me acercaba a la meta, a esa meta que hasta ahora solo existía en mi imaginación y que ahora con esfuerzo estaba alcanzando… Y de repente allí estaba cruzando la meta, la tan anhelada meta! Y ahí supe que tan sólo era mi primera carrera, porque ya estaba pensando en las que vendrían…

Pero la historia cambia y el panorama es otro cuando la convocatoria del Equipo Live Life 2015 es para 60 personas! (por supuesto que tenía que seguir en el mejor equipo, pero sobre todo con la mejor entrenadora, porque así es María Paula, siempre da lo mejor de sí en todo lo que hace). Este nuevo proceso podría ser totalmente diferente al anterior, con tanta gente jamás podría llegar a haber confianza y mucho menos amistad, pero estaba dispuesta a asumir el reto, porque si en 6 semanas me había preparado para 10K, porque no ahora teniendo un poco más de 3 meses, dar el siguiente paso y aventurarme por los 21K? Lo que realmente importaba era mi meta, que por cierto era bastante ambigua cuando la llevé al primer día de reunión del equipo: “Mejorar mi tiempo en 10K o Tener mi primer tiempo en 21K”, es decir que alcanzaba una u otra meta, pero las dos?  No! Eso no cabía en mi cabeza.

IMG-20160418-WA0079 (1)

Fueron pasando las semanas, y esperaba ansiosa los entrenos de miércoles y domingo, a la expectativa de las sorpresas que María Paula y Santiago, tenían para el equipo, pero también para desafiarme física y mentalmente a hacer cosas inimaginables con mi cuerpo, a encontrarme con mis pacer’s para hacer de cada distancia algo más divertido, y simplemente porque era el espacio que tenía para hacer lo que más me gustaba, acompañada de personas maravillosas que disfrutaban hacer lo mismo, cada uno con sus propias metas. Fue así como se consolidó, lo que hoy es la familia HIT IT.FIT, porque somos mucho más que un grupo de personas que corremos con una linda camiseta, y es justo aquí en donde se resume el valor agregado de correr en equipo, porque fue ese equipo el que me llevó a descubrir todo lo que había en mí  para  enfrentarme a mis primeros 21K… Unos sufridos 21K.

El día antes de la carrera sentí miedo, ansiedad y hasta imaginé que no llegaría a la carrera! El día llegó y todo fue muy rápido, los primeros 6K fui acompañada de dos de mis compañeras de equipo, Steph y Cami, a quienes les debo ese excelente inicio de carrera, porque lo  disfruté al máximo. Pero empezó la mente a jugarme una mala pasada, y el clima también, sentía que en cada zancada quedaba pegada al piso y que mis fuerzas se agotaban, allí la angustia fue mayor porque ya no solo era la mente también era el cuerpo, me dolía todo… a mitad de carrera tuve que parar poner en orden mi cabeza y tranquilizarme, y sí; tuve recarga de energía hasta el kilómetro 17, y justo allí quería parar, pero parar e irme para dónde?

Había un punto que debía alcanzar, ese punto llamado META! en mi mente y en mi corazón habían sentimientos y pensamientos haciendo de las suyas, habían lágrimas que brotaban de mis ojos sin explicación, una larga conversación conmigo misma y un sinfín de pensamientos que rebotan igual que una pelota… En medio de todo esto identifiqué a cinco personas que son el motor de mi vida, mi madre, mis dos hermanas, mi sobrino y mi novio! Pero aún no encuentro una razón para que en medio de una carrera estuvieran tan presentes, sin embargo, los imaginé en la meta y gracias a ellos llegue y crucé la meta en una plenitud indescriptible… Lo había logrado! Y estaba camino a reunirme con mi equipo, y de repente un llanto se apodera de todo mi ser, un llanto de satisfacción pero sobre todo de gratitud con el universo entero por lo que me estaba regalando, creo que fue mucho más que eso, pero no logro describirlo.

11794359_1468511193443829_6828216419149200842_o

Sé que sólo ha pasado un año desde que empecé en el maravilloso mundo del Running, y en cada carrera me ratifico que los límites sólo existen en la mente, que cuando quieres algo el mundo entero conspira para alcanzarlo y llegar al lugar que siempre hemos soñado. He visto como se moldean los pensamientos y eso exactamente quiere decir que la mente se entrena para alcanzar lo inimaginable.

Y saben que es lo más gratificante? Poder compartirlo con muchas personas, porque no se tiene que ser el más experimentado para lanzarse en esta aventura… Tener tus amigos de Running, eso no tiene precio! Y lo que es aún mejor, hablar en el mismo idioma con mis pacientes, porque las preguntas giran en torno a la próxima carrera, al tiempo, al rendimiento, indiscutiblemente a la alimentación, pero también a esa nueva experiencia con cada carrera o competencia (claro, en el caso de mis pacientes).

Para responder ¿por qué corro? Puedo contarles que correr ahora es parte de mi vida, es mi mejor meditación… Corro porque es un espacio que me regalo a mí misma, en el que he aprendido a escuchar mi cuerpo y organizar todo lo que está rondando mi mente. Corro cuando hay cosas en el alma que solo se liberan en cada zancada y corro porque simplemente es ese corto tiempo en que mi alma, mi cuerpo y mi mente están perfectamente sincronizados y tengo alas para volar…

Daniela Sarmiento G.

Si quieres conocer más de nuestro equipo te invitamos a visitar www.hitit.fit/equipo-running Las inscripciones estan abiertas hasta el domingo 24 de Abril para entrenar 3 meses para la Media Maratón de Bogota 2016 o los 10k.

Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación publicado en esta pagina web puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Live Life - Nutrition for the Soul.
Copyright © 2010 - 2016 Live Life Nutrition for The Soul.
Todos los derechos reservados
Categorías: Bienestar, Fitness, Testimonios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *