Salir a comer suele ser una de las situaciones más des-equilibrantes para cualquier persona que está tratando de perder peso, o que se ha encaminado a un plan de dieta estricta e incluso para los veganos y vegetarianos que apenas comienzan, no es cierto?

A primera vista, es una situación que muchos les gustaría evitar.

Desde una perspectiva vegana, la gente a menudo me pregunta “¿Qué comes cuando sales a comer? No hay mucha variedad para ti, o si? ¿Siempre comes tofu? No es muy difícil?”

Eating out

La verdad es que no lo es. No voy a decir que es tan fácil como llegar al supermercado y listo, conseguiste todo lo que querías, pero de verdad, puedo decirles que es una experiencia muy divertida para buscar y conocer un poco más antes de decidir qué comer.

Ser vegetariano o vegano, requiere sin duda que aprendamos a conocer las alternativas, indagando lo que comemos diariamente. De hecho sería muy interesante que todos (no sólo veganos) nos preguntáramos más a menudo por lo que comemos (¿cómo se produjo?, ¿de dónde proviene?, etc) y no sólo hacerlo porque estamos interesados ​​en saber si tiene algún tipo de producto de origen animal en él, pero sólo por el hecho de que…. somos lo que comemos.

Así que esto es una invitación a todos, para leer, buscar y cuestionar lo que comemos diariamente, para que así sepas que entra realmente a nutrir tu cuerpo.

Volviendo a nuestra pregunta principal …

¿Cómo puedo disfrutar el comer afuera, sin sabotear mis hábitos saludables, y no tener que rechazar todas las invitaciones a comer?

Al pedir una comida ten en cuenta lo siguiente

  1. ¿Qué tanta hambre tienes? – Determinará la porción
  2. ¿Existen diferentes tamaños de porción para el plato que quieres ordenar? – Pedir la porción pequeña te ayuda a no comer en exceso, pues es cierto que aunque estemos llenos, si tenemos el plato en frente lo usual es que intentemos comerlo todo, sintiéndonos luego culpables, arrepentidos e incómodamente llenos.
  3. ¿Está pensando en comer postre? – Si se trata de una celebración que sin duda terminará con el postre, hará que intentes comer un plato principal mas pequeño e incluso evitar una entrada o el pan o cualquier cortesía del lugar.
  4. ¿La comida incluye frutas y/o verduras? – Que la preparación incluya estas, nos ayudará a cumplir con nuestro requerimiento diario, le dará color a nuestra alimentación lo que inmediatamente se traduce en mayor valor nutricional.
  5. ¿Has comido mucho hoy? – Si ha comido en exceso, evitar la entrada de cortesía, y tratar de pedir un plato de la sección de entradas como el plato fuerte te ayudará automáticamente a reducir la porción.
  6. ¿Tienes sed? – Pide agua! Muchas veces pensamos que pedir una coca cola fría o un jugo de fruta para que sea una opción “más saludable” va a satisfacer nuestra sed. Es probable que si tenemos sed, hayamos permitido un lapso de tiempo muy grande sin consumir el líquido adecuado que requerimos diariamente.
  7. ¿Tomarás una bebida alcohólica? -Recuerda beber alcohol suma calorías adicionales que no son nutritivas para nuestra dieta, eso significa que si tomarás una bebida, trata de reducir el tamaño de las porciones del resto de alimentos, pues ya estas consumiendo energía.
  8. ¿La preparación incluye carnes, pescados, huevos o productos lácteos? – Ayudará a determinar el plato para los vegetarianos y los veganos (recuerda lácteos incluye mayonesa, casi todo tipo de cremas y salsas blancas.)
  9. ¿Te gustaría un plato específico, pero prefieres otro tipo de cocción o la eliminación/adición de algunos ingredientes? – Adelante, solicítalo! Tu estas pagando por la comida y estas en la libertad de pedir porciones más pequeñas, diferentes métodos de cocción, por ejemplo al vapor en vez de frito, la eliminación de queso u otros ingredientes que quieras comer o no.

Teniendo en cuenta todo esto te guiarás para hacer una buena elección.

Personalmente me encanta buscar lugares con tendencia o especialidades veganas o vegetarianas. Pero siendo realista, la vida no siempre es de color rosa, y a veces debo asistir a restaurantes especializados en carnes, pero siempre hay alternativas. Si te fijas bien, casi todos los restaurantes hoy en día, o bien tiene una sección vegetariana o por lo menos una sección de ensaladas, a la que siempre se le puede eliminar el queso y convertirla en una ensalada vegana ☺

Recuerda que lo que comes es lo que alimenta tu cuerpo, mente y alma. Entre mejor escuchemos nuestro cuerpo desde el interior hacia fuera, seremos capaces de tomar decisiones más saludables para nuestro propio bienestar.

Namaste!

Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación publicado en esta pagina web puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Live Life - Nutrition for the Soul.
Copyright © 2010 - 2016 Live Life Nutrition for The Soul.
Todos los derechos reservados
Categorías: Bienestar, Nutricion, Pensando volverte vegano?

2 comentarios

  • marcela dice:

    Gracias por esta nota. Lo tendré en cuenta cuando salgo a comer con amigos o familiares. Igualmente la opción de la ensaladita y la pasta NUNCA FALLA..!!!
    SALUDOS! MUY BUENA INFO

1 Trackback

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *