“Mi abuela cocino, su sazón es único como decirle que no?”
“Mi esposo me hizo una comida muy especial, como no comerme todo?”
“Mi suegra nos invito a su casa, que pena dejar comida en su plato”
“El jefe de mi espos@ nos invito a una celebración, como decir que no, pensarán que no estaba rico”

Estas son sólo 4 de las muchas expresiones que nosotros oímos a diario en nuestra consulta. Si hay algo cierto es que culturalmente estamos dados a comer por los demás y no por nosotros mismos. El famoso “que dirán” o el regaño por el que pasamos todos cuando chiquitos de “no dejar nada en el plato” son dos condicionantes que hoy en día nos están jugando la mala pasada.

aprender a decir no

Comer por pena a decir que no, o por que los demás se sientan ofendidos no debe ser nunca un motivo para sobrealimentarnos e incluso subir de peso. Dejar nuestra voluntad y poder de decisión en manos de otros no es la mejor opción, pues sin duda tendremos a comer demás una y otra vez. Aprender a decir que no es un proceso, no es algo que pasa de la noche a la mañana, pero si hay algo cierto es que cuando aprendimos a decir no, entendemos que es algo que debemos aplicar en todos los aspectos de nuestras vidas. A relaciones que nos hacen daño, al exceso de trabajo, a los trasnochos, a quienes nos contaminan con energía negativa y a quienes nos ponen a comer demás sin tener jamás una mala intención.

De hecho nuestra cultura esta dada a pensar que entre más comamos mas nutridos estamos, las mamás y las abuelas siguen con el pensamiento de que a través de la comida se demuestra amor, y si, eso no lo refuto, de hecho se demuestra todo el amor y cariño que puede tener uno por quien cocina, pero el exceso de comida hace todo lo contrario.

Aprender a decir “no gracias” te traerá mas Bienestar, que realmente un sentimiento de culpa. Enseñarás a los que te quieren y te rodean que comes a la medida que tu cuerpo necesita, no por complacer a los demás. Les mostrarás que sabes oír a tu cuerpo y a que veces no comerse todo es una señal de sabiduría y no de auto-castigo.

“La mitad de los problemas en esta vida se puede remontar al decir SÍ demasiado rápido y al no decir NO pronto.” ~ Josh Billings

Así que la próxima vez que salgas a comer, que tengas una invitación o que cocinen para tí, recuerda que comerte la mitad o dejar algo en el plato por que tu cuerpo NO NECESITA más, esta bien, de hecho esta MUY bien, y tu cuerpo te lo agradecerá. No dejes en manos de otros tu salud, sólo tu sabes que es bueno para ti.

Copyright © Live Life Nutrition for The Soul, 2013. Todos los derechos reservados. Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Live Life Nutrition for the Soul.

Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación publicado en esta pagina web puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Live Life - Nutrition for the Soul.
Copyright © 2010 - 2016 Live Life Nutrition for The Soul.
Todos los derechos reservados
Categorías: Bienestar, Nutricion

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *