El estrés, un mal de este siglo que esta cobrando poco a poco la vida de muchos. Hoy en día el estrés es tan nocivo como lo es el cigarrillo, y el problema es que nos estamos acostumbrando a vivir con el como si fuera algo natural. Muchos se sienten importantes cuando están bajo estrés e inclusive a otros se les vuelve tan cotidiano que cuando están sin estrés buscan una situación que les genere la misma sensación, y así poco a poco, se vuelven adictos al estrés.

Cuando estamos estresados liberamos muchas hormonas que le indican a nuestro cuerpo que estamos en situación de peligro, y es entonces cuando llegan todas las consecuencias a nivel de salud que perjudican nuestro bienestar.

estres

Y estar estresados no es sólo una cuestión laboral, podemos estar estresados a nivel emocional, por una relación, por falta de autoaceptación, por querer lograr una pérdida de peso, por que no conseguimos lo que queremos a nivel material, o simplemente por que tenemos que tomar una decisión que no sabemos como tomar. Entonces si caes en alguna de las siguientes señales, evalúa que podría ser el detonante del estrés y empieza a buscar soluciones pues de lo contrario los síntomas seguirán presentándose y cada vez con mayor intensidad.

 1. Conciliar el sueño es difícil y te desvelas fácilmente

Cuanto estamos estresados el cortisol (conocido como hormona del estrés) se libera desde las glándulas suprarrenales, glándulas ubicadas justo encima de los riñones. Cuando llega la hora de dormir lo natural es que el nivel de cortisol disminuya y así puedas dormirte con facilidad, sin embargo cuando estamos estresados y tenemos esta hormona por las nubes, es muy difícil que puedas conciliar el sueño así el cansancio sea absoluto.

2. Por mucho que se descanse o se duerma sufres de cansancio todo el día

La condición de fatiga crónica esta ligada al estrés. Y la fatiga crónica se compone de varios síntomas como lo son, falta de memoria, dificultad para la concentración, dolor de garganta, dolor en las articulaciones, dolor muscular, de cabeza y lumbares. Los altos niveles de cortisol son causa de esta condición, por eso por más que descanses si sigues estresado el cansancio será constante.

3. Dolor Lumbar y Dolor de Cabeza Recurrente

Cuando el estrés es prolongado los depósitos de esta hormona en las glándulas se acaba y esto hace que se eleven los niveles de prolactina (otra hormona). La prolactina entonces aumenta la sensibilidad al dolor y esto junto al cortisol elevado nos vuelve más propensos a este tipo de dolor recurrente.

4. Te enfermas constantemente

La habilidad natural del cuerpo es reparar daños celulares, desde un cáncer hasta contrarrestar una gripa, sin embargo el estrés mediante el cortisol inhibe el sistema inmunológico, lo que nos deja propensos a pescar cualquier enfermedad y que inclusive recuperarnos sea más difícil.

5. El líbido esta de vacaciones

Los altos niveles de cortisol inhiben el líbido tanto en hombres como mujeres, en cada uno las hormonas sexuales se ven disminuidas evitando a toda costa una relación sexual placentera.

6. Te alimentas de lechuga, vas al gimnasio 2 horas pero extrañamente estas estancand@ o inclusive sigues subiendo de peso

Difícil de entender pero la dura realidad para muchos. Cuando estamos estresados el cortisol inhibe la pérdida de peso, pero más grave aún favorece su ganancia. En especial la ganancia de peso al rededor de la cintura es un signo clarísimo que el aumento de peso esta también ligado a altos niveles de estrés. Por eso, podrás vivir dentro del gimnasio y llenar tu nevera de lechuga y zanahoria, mientras sigas estresado por cualquiera que sea la razón (inclusive por querer perder peso) olvídate, no pasará jamás.

7. Sufres de ansiedad por dulce o simplemente por comida poco saludable

Como resultado de un efecto rebote el estrés te lleva a querer comer todo eso que va encontra de unos hábitos saludables. El cortisol eleva la glucosa en sangre, eso a su vez hace que la insulina se eleve con el fin de disminuir el alto nivel de glucosa. Como consecuencia hacemos un descenso en la energía por que la glucosa desciende y entonces de un momento a otro te encuentras queriendo con todas tus fuerzas un donut, una pizza, una papas fritas y todo eso que ya conoces.

8. No sabes si estas mal del estómago o si sufres de estreñimiento

Nuestro sistema gastrointestinal es supremamente sensible al cortisol. Piénsalo así, cuando estamos en una situación de peligro (ya sea que somos presa de un tigre, o que nuestro jefe esta desahogando todo su estrés con nosotros) puede pasar una de dos cosas, o te haces en los pantalones o pasas días sin ir al baño. Algunos cuerpos reaccionan diferente, pero es claro que el estrés esta relacionado con mayor proporción al estreñimiento. Así que también podrás comer mucha fibra, tomar agua y hacer ejercicio, si tu estreñimiento no mejora revisa tu estado emocional.

9. Te la pasas con ansiedad

Te comes las uñas, te tragas 10 muffins, te tomas 2 litros de gaseosa, tienes el corazón a mil, e inclusive te vuelves poco tolerante. Todo eso como consecuencia del cortisol. La ansiedad se te vuelve una constante y como no sabes como evitarlo empiezas a tener comportamientos que buscan disipar tu ansiedad y en los que de cierta forma escondes miedos e inseguridades, un circulo vicioso que sólo puedes romper cuando encuentres la solución a tu estrés.

10. La depresión hace parte de ti

La serotonina, una hormona que se ve involucrada en nuestro estado de ánimo se ve afectada por los niveles de cortisol. A mayor nivel de cortisol, menor producción de serotonina, es decir nos volvemos más propensos a la depresión y a estados de ánimo negativos. La buena noticia es que no sólo la liberación del estrés si no también la alimentación puede ayudarnos a ser más felices, una dieta alta en carbohidratos y baja en proteína ha demostrado ser una medida que favorece la producción de serotonina. Por eso las dietas no deben ser restrictivas ni restringir grupos alimenticios, el éxito esta en la moderación y en conocer tus necesidades.

Si caes en uno o varios de estos síntomas es importante que busques el camino hacia el BieneStar, desde una clase de yoga, hasta jugar fútbol o compartir tiempo con los que amas pueden ayudarte a disipar tanto cortisol. Evalúa las causas y plantéate un plan para contrarrestar el mal de este siglo! Por lo pronto empieza por dejar el computador ya que terminaste de leer y párate de cabeza, sal a trotar, llama a un amigo, y salte de la rutina.

estres 2

Copyright © Live Life Nutrition for The Soul, 2013. Todos los derechos reservados. Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Live Life Nutrition for the Soul.  (Este Contenido podrá ser utilizado por InstaFit Colombia)

Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación publicado en esta pagina web puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Live Life - Nutrition for the Soul.
Copyright © 2010 - 2016 Live Life Nutrition for The Soul.
Todos los derechos reservados
Categorías: Bienestar, Nutricion, Yoga

3 comentarios

  • henry ramirez dice:

    me encanto el texto y creo que cumplo con las 10 en estos momentos …me encuentro en estado de peligro

  • Luz dice:

    Que alivio entender la causa de mis males de donde provienen…inicio mi semana con grandes propósitos de cambiar mis hábitos diarios para llegar a mi pleno Bienestar! :) Mil gracias Maria Paula ! seguire muy juiciosa tus recomendaciones 😉

  • Lorena Marín dice:

    Triste pero cierto, el estrés se apodera de nuestra vida. Me encantó el texto, también iniciaré semana con el firme propósito de sacar al estrés de mi sistema. Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *